El calor se siente cada vez con mayor intensidad, y dependiendo del estado de la república en el que vivas, las temperaturas pueden llegar a ser de hasta más de 40º centígrados, volviéndose realmente insoportables.

Desafortunadamente, contar con un sistema de aire acondicionado suele ser muy caro y complicado, pero ¡no te preocupes! Te voy a enseñar a hacer tu propio sistema enfriador de aire casero, sumamente fácil de hacer, con materiales muy baratos y que funciona sin electricidad.

¿Cómo funciona?

La manera como funciona este enfriador es muy sencilla: cuando el aire caliente entra por el lado ancho de la botella y luego atraviesa por la boquilla de ésta, cambia su presión, volviéndose más fresco.

Un buen ejemplo para entender cómo funciona es colocando la palma de tu mano frente a tu boca. Ahora sopla con la boca bien abierta y verás cómo el aire se siente caliente. Ahora haz lo mismo pero con la boca casi cerrada, ¿ves cómo se siente más frío?

Materiales

  • Cartulina cascarón (de venta en papelerías) lo suficientemente grande para que cubra toda tu ventana  y contempla  un sobrante de 5 cm extras.
  • Botellas de plástico: la cantidad dependerá del tamaño de las botellas y de la ventana, pero te sugerimos que éstas  sean lo más grandes posibles, para que les entre mayor cantidad de aire
  •  Tijeras y cutter
  • Una regla
  • Un lápiz
  • Cinta plateada

Instrucciones

  1. Corta el papel cascarón un poquito más grande del tamaño de tu ventana, para que el sobrante sea de donde lo pegues en la pared.

  2. Marca en el cascarón los puntos donde irán los huecos por los que entrarán las boquillas de las botellas.  Estos puntos dependerán del tamaño de las botellas que vayas a utilizar y del tamaño del cascarón, pero procura dejar espacio suficiente entre cada hueco, considerando el diámetro de las botellas.

  3. Con el cutter corta los puntos marcados, procurando hacer los círculos lo más parejito que puedas, aunque no te preocupes, no deben quedar perfectos.

  4. Corta las botellas a la mitad. Puedes guiarte cortando justo la línea donde termina la etiqueta. Procura que todas queden del mismo tamaño.

  5. Con cuidado, corta la base de las tapas, tal y como muestra la ilustración.

  6. Instala las botellas dentro de cada hueco. Lo ideal es que atravieses toda la boquilla de la botella, y del otro lado le pongas la tapa, para que quede más firme.

  7. Ahora sólo nos falta instalarlo: Utiliza la cinta plateada para fijar tu enfriador de aire por fuera de la ventana. La parte ancha de la botella debe quedar hacia el exterior de la habitación y los pequeños agujeritos hacia adentro.

    Asegúrate de colocar este enfriador en la ventana que mayor corriente de aire reciba.