Vicente Ramón Guerrero Saldaña nació en Tixtla, hoy Guerrero, el 9 de agosto de 1782, dentro de una familia mestiza, pues su padre era afroamericano y su madre india, dedicada al campo, y desde muy pequeño se dedicó a las actividades agrícolas y arriería.

Cuando era muy joven se unió al movimiento de independencia en las filas de José María Morelos, a quien ayudó a tomar la ciudad de Oaxaca y, posteriormente, le fue encomendada la tarea de organizar la rebelión en el sur de Puebla.

Cuando murió Morelos, en 1815, Vicente se quedó a cargo de la lucha en el sur y en 1819, el virrey Apodaca pidió al padre del caudillo convencerlo de entregar las armas y rendirse a cambio de perdonarlo por unirse a la rebelión y otros enormes privilegios, pero éste se negó.

A pesar de haberse enfrentado anteriormente, en 1820 Vicente se alió a Agustín de Iturbide, formando el Ejército Trigarante. Juntos proclamaron el Plan de Iguala, mediante el cual declaraban a la Nueva España como un país soberano e independiente.

Tras la Independencia, Iturbide fue nombrado emperador constitucional y Vicente recibió los títulos de Capitán General del Ejército Imperial, Jefe Político Superior de la Provincia del Sur y Mariscal de Campo.

No obstante, Vicente no reconoció a Iturbide como emperador de México, así que rompió con algunos acuerdos establecidos en el Plan de Iguala y decidió unirse al Plan de Casa Mata, promulgado por Antonio López de Santa Anna, a favor de reinstalar el Congreso y establecer una república.

En 1828, cuando estaba por finalizar el periodo presidencial de Guadalupe Victoria, Vicente Guerrero decidió postularse como candidato para ejercer el puesto por parte de los liberales, pero no ganó.

A pesar de su derrota, poco tiempo después el Congreso designó a Vicente como nuevo máximo gobernante de la nación. Durante los ocho meses que duró en el poder, logró abolir la esclavitud, una de las más grandes contribuciones a los derechos humanos en el siglo 19.

Además, se concentró en la creación de escuelas públicas, en gestionar una reforma agraria favorable para los campesinos, en impulsar el comercio interno y se pronunció a favor de la tolerancia religiosa y la democracia.

Sin embargo, en 1929, el entonces vicepresidente de la república, Anastasio Bustamante, encabezó una rebelión en contra de Vicente. Así, Vicente terminó por abandonar la presidencia y, años más tarde, fue detenido y fusilado, el 14 de febrero de 1831, en Cuilapam, Oaxaca.