En un país donde viven millones de indígenas, no pueden faltar esfuerzos para promover la lectura entre ellos, en su propia lengua, ya que no sólo se trata de fortalecer su nivel educativo, dándoles la oportunidad de conocer nuevas herramientas para mejorar su entorno económico y social, sino también para promover la identidad y unidad entre todos los mexicanos.

Así, a través de la Secretaría de Educación Pública (SEP) se han realizado muchos proyectos editoriales para llevar la lectura bilingüe en castellano y en su propia lengua a numerosas comunidades indígenas del país.

En Jalisco, por ejemplo, durante la época en que ocupó la Dirección de Educación Indígena la maestra Judith Rimoldi, la Secretaría de Educación llevó a cabo por lo menos una docena de ediciones tanto en lengua huichol como en nahua para fomentar la lectura entre los niños indígenas de educación básica.

Entre esas ediciones destacan las “Narraciones Nahuas” y las “Narraciones de los Niños Wixaritari”, en las cuales participaron niños y niñas de ambas etnias y sus maestros, con el afán de promover su cultura, el reconocimiento de sus valores y de su historia.

“Cuéntame” es otra serie publicada también en aquellos años, para promover el buen hábito de la lectura entre los indígenas jaliscienses.

El objetivo de éstas y otras ediciones fue acercar el libro a todos los espacios del territorio estatal, incluso las más inaccesibles y remotas, como son las indígenas, teniendo en cuenta que el hábito de la lectura es un aliado invaluable en la labor educativa.

Vamos a leer, porque el saber te hace valer.